Hacienda controlará más las ventas en efectivo y el comercio virtual en 2016

La Agencia Tributaria dirigirá una parte importante de sus actuaciones en 2016 hacia los sectores que manejan dinero en efectivo. Es decir, va a ampliar los controles sobre las empresas que realizan las ventas directas a consumidores finales y las que forman parte de cadenas de distribución al por mayor.

Según figura en el Plan de Control, que hoy publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), también potenciará los registros selectivos de empresas que practican doble contabilidad mediante la utilización de software de ocultación o de doble uso.

Hacienda cuenta ya con unidades de auditoría informática que en 2015 ha cosechado operaciones destacadas entre diversos cárteles de venta de pescado, carnes o recambios de coches de segunda mano a través de chatarrerías. Con estas actuaciones ha descubierto cuotas defraudas cercanas a los 300 millones.

Para combatir la economía sumergida, la Agencia también va a acentuar las actuaciones presenciales en empresas. Analizará la facturación y los medios de pago empleados una vez que ha sido alertada por las entidades financieras de que las operaciones en efectivo han superado los 2.500 euros establecidos como límite.

Además, acentuará la vigilancia sobre los alquileres y cesiones de forma opaca de viviendas por internet e incluirá por primera vez en los planes de control a las empresas turísticas regulares que ha detectado que no cumplen sus obligaciones fiscales, en particular sobre el ámbito de importación de bienes (IVA).

A este control de actuaciones tradicionales de los últimos años, sumará más atención a las operaciones relacionadas con la economía digital. La Agencia va a incentivar las actuaciones sobre las empresas que realizan actividades relacionadas con el comercio electrónico y también sobre aquellas que alojan sus datos en la nube de datos. Además, prevé realizar más comprobaciones de la tributación de los negocios que operan a través de la red así como de los beneficios obtenidos por las empresas que publicitan bienes y servicios por internet.

También va a reforzar el control de las rentas declaradas exentas que suponen un gasto fiscalmente deducible en los pagadores, las actividades profesionales, los signos externos de riqueza para detectar ingresos no declarados y la utilización de empresas para canalizar rentas y reducir la tributación por IRPF.

Y, como consecuencia de la utilización de la declaración del modelo 750 (amnistía fiscal), del modelo 720 (declaración de bienes y cuentas en el exterior) y de la información de movimientos de efectivo y de cajas de seguridad, así como de la denuncias de contribuyentes, el plan de control dedicará un apartado al control de patrimonios y rentas que se pueden estar ocultando aún en el exterior.

Según los datos aportados ayer por el director de la Agencia Tributaria,Santiago Menéndez, estas actuaciones han obtenido buenos resultados en la lucha contra el fraude fiscal en 2015. Los calificó de «históricos» ya que alcanzaron los 15.664 millones de euros, un 27,2% más que en el año anterior.

De ellos, 2.709 millones, casi el 18%, se debieron a «expedientes singulares» que se han producido excepcionalmente en este ejercicio y que por sus características «resultan de difícil aplicación» en otros ejercicios. Aunque Menéndez se negó a facilitar más datos de estos resultados atípicos, sí señaló que se son pocos los expedientes, pero de una cuantía importante, y que se deben a procedimientos relacionados «con minoraciones de devoluciones solicitadas» de empresas.

También mencionó que estas contingencias ya figuraban en los balances de las empresas. Por ello, es previsible de que se trate de créditos fiscales que las empresas, seguramente multinacionales, declararon para conseguir bases liquidables negativas.

En todo caso, Menéndez recalcó que descontando estos 2.700 millones de atípicos, los resultados en 2015 serían aún superiores en 600 millones a los obtenidos en 2014. El responsable de la Agencia también declinó en informar sobre la recaudación, también singular y excepcional en el ejercicio, que el Fisco ha obtenido por el pago de la deuda por parte de los morosos para evitar la inclusión de su nombre el listado de finales de año.

Según Menéndez, «ha cambiado el comportamiento de muchos deudores porque sabían que iban a salir en las listas». Mayoritariamente han saldado la deuda en su totalidad. Pero, también ha habido quienes han reducido el saldo deudor por debajo del millón de euros para evitar el riesgo reputacional de salir retratado entre los morosos.

De esos 15.600 millones cosechados, casi el 43%, exactamente 7.129,2 millones, corresponde a la liquidación efectuada por la actividad inspectora. De ellos, 3.142 millones es de la Delegación Central del Grandes Contribuyentes (multinacionales y patrimonios más importantes). Esto significa que el 57% restante de las actuaciones se han realizado a través de las comprobaciones del departamento de gestión a nóminas, autónomos y pymes, los más asequibles.

FUENTE: http://www.elmundo.es/economia/2016/02/23/56cb751622601d05328b45d6.html

La economía mundial crecerá un 2,7% en 2016, con riesgos a la baja

El crecimiento económico mundial seguirá siendo débil en 2016, año en el que registrará un avance del 2,7 %, dos décimas más que en 2015, pero en un entorno de crecientes riesgos políticos, de recuperación frágil en los países avanzados y de excesivo endeudamiento corporativo en los países emergentes.

De acuerdo con las previsiones de la aseguradora de crédito Coface, las incertidumbres políticas ganarán terreno tanto en los países avanzados como en los emergentes, lo que afectará a la confianza empresarial en todas las regiones.

Entre los principales riesgos señala el proceso electoral en Estados Unidos, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (el denominado «Brexit») y el riesgo de atentados terroristas en Oriente Medio, lo que podría dar lugar a «fuertes movimientos nacionalistas» en esta región.

Según el índice de riesgo político de Coface, Turquía y Brasil son los países que presentan los mayores riesgos, tras el importante deterioro de su situación económica y el aumento de la inestabilidad política generada en los últimos años.

Como consecuencia de ello, la calificación del riesgo país para Brasil ha empeorado por segunda vez consecutiva en menos de un año, de «significativo» a «alto».

El estudio indica que en los países avanzados los principales factores de riesgo son la dependencia de sus economías de los precios de productos básicos, los efectos de la desaceleración de la economía china y la volatilidad del mercado financiero.

La aseguradora pronostica que los precios del petróleo se mantendrán a la baja en 2016, debido en parte al retorno de Irán al mercado tras el levantamiento de las sanciones que pesaban sobre este país productor de crudo.

Sin embargo, la compañía aseguradora subraya que este continuo descenso en el precio del crudo y, en consecuencia, en la factura energética ha beneficiado a los hogares y ha ayudado a reactivar la inversión empresarial, sobre todo en España y el Reino Unido.

Respecto a la eurozona, destaca que la situación de las empresas está «mejorando gradualmente», puesto que la insolvencia ha descendido de forma significativa en Francia, Alemania, Italia y, en especial, en España.

Coface ha mejorado la evaluación del riesgo de Italia y ha situado al país «bajo vigilancia positiva», al considerar que el crecimiento se verá apoyado por la demanda interna, que se beneficiará de la recuperación de la confianza y del progreso de las reformas estructurales.

Asimismo ha subido la calificación de otros dos países europeos, Hungría y Letonia, de cuyas economías destaca su sólido crecimiento, gracias al aumento del consumo de los hogares y de las exportaciones a otros países europeos en lugar de a Rusia.

Por otro lado, señala a Japón como una de las «víctimas potenciales» de la desaceleración de la economía china, dado que el 18 % de sus exportaciones se destina a ese país.

La previsión de débil crecimiento japonés, del 0,9 % en 2016, la persistente deflación y el necesario ajuste fiscal son las razones que han llevado a Coface a situar a este país bajo «vigilancia negativa».

Sobre la elevada deuda de las empresas en los países emergentes, Coface destaca la situación de las empresas chinas como la más preocupante, ya que representa más del 160 % del PIB (60 puntos más alta que en 2008).

Tras China, la situación más preocupante es la de Turquía, donde las empresas tienen un tercio de su deuda denominada en dólares estadounidenses, lo que eleva su exposición a los riesgos cambiarios.

Según Coface, el crecimiento de los países emergentes se ha reducido a la mitad en los últimos cinco años y la única mejora a medio plazo vendrá de la ganancia en competitividad derivada de la depreciación de sus monedas.

FUENTE: http://www.expansion.com/economia/2016/02/07/56b728c4e2704e07788b4579.html

Beneficios fiscales para familias, hogares y empresas

La Xunta aplicará en 2016 beneficios fiscales para familias, hogares y empresas por un importe de 364 millones, un incremento del 13,3% sobre el actual ejercicio. Así aparece recogido en el proyecto de presupuestos para 2016, que acaba de pasar su tramitación parlamentaria. Los beneficios fiscales son una estimación del impacto que tienen las medidas de política económica y social de la Xunta en los tributos autonómicos. Es decir, es dinero que la Administración gallega deja de recaudar y que queda a disposición de ciudadanos y empresas. Del total de beneficios fiscales en 2016, cerca del 90% son de carácter social, incluidas todas aquellas deducciones que se aplican a los hogares con menores rentas.

En las bonificaciones que se aplicarán en 2016 van a tener un impacto especial las rebajas fiscales aprobadas por la Xunta, que se centran en tres ámbitos: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sucesiones y un programa específico de impuestos en el rural. Esta rebaja tendrá un impacto estimado de 140 millones de euros, lo que la convierte en la mayor rebaja fiscal de la historia de Galicia, según expone la Consellería de Facenda.

Rebaja progresiva en el IRPF

En el IRPF, se aplicará una rebaja de carácter progresivo en su tramo autonómico que va a beneficiar al 98,5% de los contribuyentes gallegos, con un ahorro estimado de hasta 380 euros al año por contribuyente. La rebaja fiscal en este impuesto se notará más en las rentas bajas y medias y, en todo caso, situará a Galicia entre las comunidades con la menor tributación en estas rentas.

En cuanto al Impuesto sobre Sucesiones, la Xunta elevará el mínimo exento de tributación a 400.000 euros a partir del próximo 1 de enero. De esta forma, e 99% de los gallegos no tendrá que abonar este impuesto en el momento en el que hereden en calidad de hijos, padres, abuelos, nietos o cónyuges, y el 1% restante pagará menos. Galicia se sitúa también entre las comunidades autónomas con la tributación más baja en este impuesto.

Finalmente, en el ámbito rural se completa un programa de impuestos cero para favorecer la actividad en este sector. Así, ninguna transmisión de fincas en suelo rústico pagará impuesto de transmisiones patrimoniales. Además, dejará de tributar la transmisión o ampliación de explotaciones agrarias, mientras que las agrupaciones de fincas rústicas tampoco pagarán el impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Ayudas a la natalidad

Los presupuestos de la Xunta establecen una ayuda económica directa para las familias residentes en Galicia que tengan un hijo a lo largo del 2016. Esta aportación será de 100 euros mensuales durante el primer año de vida del recién nacido. Para acceder a esta ayuda, la renta de la unidad familiar de la declaración del IRPF de 2014 no debe superar los 45.000 euros. En el caso de que esa cuantía sea superior, la renta per cápita de la unidad familiar no debe exceder los 13.500 euros.

Se calcula que, como mínimo, ocho de cada diez familias se podrán beneficiar de esta ayuda directa, es decir, unas 17.000 unidades familiares. Además de esta nueva medida y de las rebajas fiscales incluidas en los presupuestos para 2016, la Xunta mantendrá el próximo año las deducciones fiscales por natalidad que ya se vienen aplicando durante este ejercicio en la comunidad. Estas ayudas sitúan a Galicia como la comunidad con mayores beneficios fiscales en el fomento de la natalidad, una herramienta que se enmarca en las actuaciones del Ejecutivo autonómico para combatir la crisis demográfica.

En 2015 el Gobierno gallego ya aplicó una deducción fiscal por natalidad, que pasó de 300 a 360 euros para el primer hijo, a 1.200 euros para el segundo, y a 2.400 euros para el tercero. Esta deducción se aplica para niveles de renta de hasta 22.000 euros y durante los tres primeros años de vida del niño.

En el ámbito de la natalidad, la Administración gallega también amplió el importe máximo de deducción por cuidado de hijos menores, pasando de 200 a 400 euros. Además, se incrementó el porcentaje y el límite de la deducción por alquiler de vivienda habitual en el caso de tener dos o más hijos, ya que en este caso la deducción pasa de 300 a 600 euros, con un límite del 20%.

El reequilibrio territorial

La inversión prevista en 2016 en las provincias de Lugo y Ourense supone casi un 50% más que en las de A Coruña y Pontevedra, con el objetivo de seguir impulsando el reequilibrio territorial entre las provincias orientales y las atlánticas, según la Consellería de Facenda. En concreto, la inversión por habitante en las provincias de Lugo y Ourense será de 725 y 688 euros, respectivamente. Por el contrario, la inversión per capita en la provincia de A Coruña será de 502 euros, y de 460 euros en la de Pontevedra.

En cuanto al gasto por consellerías, los departamentos con más dotación son Sanidad (3.513 millones) y Cultura, Educación e Ordenación Universitaria (2.249). Política Social contará con 620 millones, y Medio Rural tendrá 505, mientras que el resto se distribuye entre Economía, Empleo e Industria (403); Infraestructuras e Vivenda (340); Vicepresidencia y Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza (253); Presidencia de la Xunta (169); Mar (129); Medio Ambiente e Ordenación do Territorio (109) y Facenda (53).

FUENTE: http://www.economiadigital.es/gles/notices/2015/12/los-beneficios-fiscales-de-la-xunta-para-2016-suman-360-millones-un-13-mas-71533.php